Contacto piel a piel

Post-parto inmediato, la importancia de las primeras horas del nacimiento para el binomio madre-bebé.

Las primeras horas después del nacimiento tiene implicaciones a largo plazo para el bebé, es su bienvenida al mundo, el conocer el rostro de las personas que lo aman, dar su primera respiración y un evento que tendría que manifestarse con respeto para el recién nacido y su madre.

Actualmente en nuestro país en algunos hospitales y clínicas de salud se pone en práctica una serie de rutinas que pueden llegar a ser  innecesarias para los recién nacidos, en ocasiones dichas rutinas alteran los procesos bioquímicos del binomio madre-bebe, un tema que nos compete como sociedad: la importancia de las  primeras horas del nacimiento.

El trabajo de parto es un proceso natural que hace que el cuerpo produzca hormonas que estimulan las glándulas suprarrenales del bebé y un grupo de neurotransmisores (adrenalina, dopamina, etc.) llamada hormona catecolamina conocida como la hormona del estrés y es la ayuda al bebé a hacer la transición de la vida uterina a la vida fuera del útero.(1) Esta hormona aumenta en el periodo del expulsivo y hace que el bebé en el momento de nacer este más despierto.

¿Alguna vez has visto los ojos de un recién nacido? ¿Has observado sus pupilas? La mayoría tienen las pupilas dilatadas debido a las catecolaminas y otras sustancias bioquímicas.
Algunos beneficios de las catecolaminas para el binomio madre-bebé:

    • -Aumenta  la protección del sistema inmunológico del recién nacido debido al incremento de glóbulos blancos.

  • -Aumenta del flujo sanguíneo hacia el bebé, ya que esta hormona envía más sangre a corazón y cerebro.

  • -Ayuda al bebé a respirar produciendo que se expandan los pulmones y salga más rápido el líquido amniótico.

  • - Facilita el vinculo con el bebe manteniéndolo alerta aproximadamente 60 minutos para que reconozca la cara de su madre y/o padre, pueda llegar al pecho para dar su primera succión por si solo (los bebes en promedio tardan de 10 a 40 minutos en poder prenderse del pecho) facilitando la lactancia materna.

Por otro lado, la oxitocina “hormona del amor y la empatía”, que junto con otras sustancias bioquímicas es la que promueve el apego es por lo que se recomienda a los profesionales de la salud que asisten el parto coloquen al bebé en el pecho de su madre para que permanezcan piel con piel, se eleve la producción de oxitocina y como resultado se establezca embelesamiento y enamoramiento  del madre por su hijo.

En los humanos, niveles altos de oxitocina natural o endógena  a nivel cerebral producen sensación de bienestar, confianza, vivencia amorosa, memoria social, en incluso vivencia mística.

La experiencia de parto en mujeres de diversas culturas es muy similar. Mujeres de todo el mundo necesitan compartir su historia de parto con otras madres en la semana que siguen al mismo, y refieren frecuentemente sentimientos de vivencia amorosa, vinculo transpersonal e incluso experiencias transcendentales o místicas durante el parto.

Además en la madre la oxitocina que produce de forma natural , libera endorfinas y un característico estado alterado de consciencia propio del parto, que ha sido poco estudiado (Colman & Colman, 1973)

¿Qué sucede con la separación del binomio madre-bebe en post-parto inmediato?
Cuando se llega a limitar el acceso a los padres al recién nacido y por “protocolo” lo aíslan de su figura primaria (que por lo general es madre) puede haber implicaciones a largo plazo de forma inconsciente ya que el neurodesorrollo del bebé deja de estar  estimulado a través del tacto y aproximación física por parte de la madre hacia su bebé; esta práctica que no implica ningún costo y tiene gran relevancia científica. Y esto se tendría que realizar en las primeras horas de vida.

Hay estudios que indican que privar a algunos mamíferos del contacto con madre después del nacimiento conlleva a alterar en la edad adulta respuestas de estrés o ansiedad. (Nagasawa, Okabe, Mogi, & Kikusui, 2012).

Por lo contrario, si se favorece el contacto íntimo del binomio después del nacimiento, los niveles de oxitocina se elevan en el cerebro del bebé y esto implica cambios neuroanatòmicos que perduraran con el tiempo permitiendo que cuando ese ser llegue a la adultez cultive una actitud de mayor apego con sus descendientes. (Kendrick, 2004).

Asimismo, el contacto piel a piel tiene implicación en los porcentajes de lactancia materna exclusiva que abarca 6 meses de vida.


En nuestro país, del   2006 al 2012 (LME-6) se redujo del 23.3% al 14.5 %; en el medio rural del 36.9% al 18.5% según la Encuesta Nacional de Salud Pública (ENSANUT)(2) . Se especula que México tiene el  primer lugar de obesidad infantil en niños de 5 a 7 años y los primeros lugares de cáncer de mamá, ya que por año que se amamante se reduce significativamente esta enfermedad en las mujeres.

Actualmente muchos organismos internacionales como la Organización mundial del la Salud (OMS)(3) y UNICEF poseen una serie de estudios que indican que mientras las condiciones del parto o cesárea permitan el contacto piel a piel y el bebé está sano y sin complicaciones esta práctica beneficia en salud física, emocional y espiritual de los protagonistas del parto que son la madre y el bebé.

Artìculo elaborado por:


Psic. Luisa Fernanda Mariña Saavedra
Educadora certificada en salud materna
Educadora CAPPA Ecuador
Doula de parto y post-parto
Egresada de la Licenciatura de psicología de la Universidad Iberoamericana Puebla ( 2007)

REGRESAR

imagen de bebe dental

 

 
facebook bebe dental youtube bebe dental
Sitio Web desarrollado por MIGHTYDUCK